1 ¿Qué hay que hacer para desconectarse de la red y autoconsumir tu propia electricidad?

Cualquier ciudadano puede optar por desconectarse de la red e instalar un sistema de generación de electricidad propio a través del cual se autoabastezca, ya sea con módulos fotovoltaicos, aerogeneradores,… incluso con grupos electrógenos convencionales.

Estas instalaciones se denominan instalaciones aisladas de la red, no participan en el sistema eléctrico y, por tanto, tampoco les es de obligación gran parte de la normativa asociada al autoconsumo conectado a la red. Su legalización es sencilla y para ello debe dirigirse al Servicio o Departamento con competencias en Energía de la Comunidad Autónoma a la que corresponda la localidad donde se implante la instalación.

Lógicamente, la instalación deberá diseñarse para proveer de toda la electricidad que el consumidor precise durante todas las horas del año en el que exista dicha demanda de electricidad. Para ello, lo habitual es diseñar el sistema integrando en el mismo una bancada de baterías que almacene la energía generada que no se utilice en el instante, con una potencia de salida y capacidad de almacenamiento suficiente para atender la demanda cuando el sistema generador no produce energía (por ejemplo de noche, en caso de que el generador sea una instalación solar).

2Queremos disponer de nuestro propio sistema de generación y autoconsumir nuestra electricidad, pero permanecer conectados a la red, ¿es esto posible?

Por supuesto, es perfectamente posible y ya está totalmente regulado como disponer de un sistema de generación de electricidad propio del que autoconsumir la electricidad autoproducida y, además, permanecer conectado a la red para poder tomar electricidad de ésta cuando nuestro consumo así lo requiera y nuestra instalación de generación sea incapaz de proporcionar la totalidad de la energía eléctrica demandada (ver RD 900/2015, de 9 de octubre, por el que se regulan las condiciones administrativas, técnicas y económicas de las modalidades de suministro de energía eléctrica con autoconsumo y de producción con autoconsumo en la sección de aspectos jurídicos y legales de esta web).

3¿A quién me tengo que dirigir y cuál es el procedimiento para conectar una instalación en autoconsumo a la red?

En general para la puesta en marcha de una instalación de generación en autoconsumo puede dirigirse al Servicio o Departamento con competencias en Energía de la Comunidad Autónoma a la que corresponda la localidad donde se ubique la instalación, para que le orienten en los pasos a llevar a cabo. También tendrá que contactar con la empresa distribuidora de electricidad de su zona para la conexión de la instalación (tenga en cuenta que este trámite debe hacerse ante la distribuidora y no la comercializadora que es la empresa que le envía la factura a su domicilio), y finalmente tendrá que registrar la instalación en el Registro de Autoconsumo del Ministerio competente en materia de energía.

En cuanto al procedimiento a realizar, este depende del tamaño o potencia de la instalación de generación que se quiera instalar y de su tipología. Por ejemplo, el caso más sencillo es el de montar una instalación de Tipo 1 (las características de esta tipología están descritas en el apartado modalidades de esta web) de potencia inferior a 10 kW. En este caso, los pasos básicos a realizar son los siguientes:

  • Solicitud de conexión a la empresa distribuidora y adecuación del contrato de suministro al de suministro con autoconsumo.
  • Realización de la instalación de generación para autoconsumo.
  • Al terminarla, solicitud de conexión de la instalación nuevamente a la distribuidora presentando el certificado de la instalación.
  • Legalización de la instalación en el Servicio o Departamento con competencias en Energía de la Comunidad Autónoma a la que corresponda la localidad donde se implante la instalación. En ésta tendrá que presentar básicamente el certificado de la instalación y su puesta en marcha con la distribuidora.
  • Finalmente, registro de la instalación en el Registro de Autoconsumo del Ministerio competente en materia de energía.
  • Si desea conocer con mayor detalle el procedimiento de tramitación de las instalaciones de autoconsumo, consulte el apartado de tramitación administrativa en la sección El Rincón del Instalador de esta web.
4Me gustaría saber si puedo consumir electricidad, pero generada no con un sistema fotovoltaico, sino con un aerogenerador.

 puede hacerlo. El autoconsumo está permitido para todas las tecnologías de generación, lo cual incluye no sólo a la fotovoltaica, sino también a la eólica, hidráulica, etc. También puede realizarse con generadores que utilicen fuentes energéticas más convencionales.

5¿Qué se puede hacer para autoconsumir la electricidad almacenada en una batería?

La normativa vigente para el autoconsumo permite que una instalación de generación para autoconsumo tenga como apoyo una batería u otro elemento de acumulación. Ahora bien, salvo casos excepcionales contemplados en el Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión (sistemas de emergencia), no está permitido que un consumidor puro (sin instalación de generación para autoconsumo) tenga un elemento de acumulación.

6En nuestra comunidad de vecinos queremos autoconsumir electricidad, ¿cuál es el procedimiento a seguir?

Las comunidades de vecinos pueden acogerse al autoconsumo únicamente si es para un único suministro común (el de la comunidad, y no el agregado de cada uno de los comuneros), que corresponda a los servicios comunes, por ejemplo, los ascensores, el alumbrado de la caja de escaleras, el garaje, etc. El procedimiento a seguir es el mismo que si se tratara de una instalación de autoconsumo para un solo consumidor.

7¿Es posible autoconsumir sin tener que abonar cargos al autoconsumo?

Para nuevas instalaciones en autoconsumo conectadas a red no es posible. No obstante, según el Real Decreto 900/2015, de forma transitoria, los consumidores acogidos a la modalidad de autoconsumo Tipo1 conectados en baja tensión cuya potencia contratada sea inferior o igual a 10 kW estarán exentos del pago del cargo transitorio por energía autoconsumida. Pero incluso estas instalaciones pagarán los cargos asociados al término fijo definidos en esta regulación.

8Ya he visto lo que tendré que pagar por la energía que produzca, pero ¿cuánto cuesta acometer una instalación de autoconsumo de 5 kW?

No es posible dar una cifra, pues el precio de llevar a cabo una instalación de autoconsumo depende de la tecnología elegida, el tamaño de la instalación, la configuración del edificio, etc. Le recomendamos que, una vez elegida la tecnología, consulte al menos a tres instaladores electricistas que ofrezcan servicios de este tipo en su zona. Estos serán los que le puedan hacer un pequeño estudio y así asesorarles sobre la mejor y más ventajosa solución para su perfil de consumo.

9¿Y cuál es la dimensión óptima para una instalación de autoconsumo?

Tampoco para este caso se puede dar un valor absoluto. Como regla general, la instalación de autoconsumo, con el actual marco legal, debe diseñarse para verter el mínimo de energía a la red, ya que incluso en las instalaciones Tipo 2 (RD 900/2015) el precio recibido por la venta de energía a la red no suele compensar el sobrecoste de mayorar las instalaciones. Más gravoso es el caso de las instalaciones de Tipo 1, que no reciben compensación económica por la energía vertida a red.

Por tanto, recomendamos dimensionar las instalaciones para que la electricidad que generen se acomode, hora a hora, a su consumo eléctrico, y evitar dimensionar según la potencia contratada.

En cualquier caso debe tenerse en cuenta que los generadores (fotovoltaicos, eólicos, cogeneración…) de la instalación de autoconsumo no pueden superar la potencia contratada al distribuidor eléctrico para el consumo al que está asociada la instalación. A este respecto se debe resaltar que en caso de generadores eléctricos en continua (fotovoltaica, eólica) esa potencia de generación es la del equipo generador y no la del inversor necesario para el acople a la red.

  • Si se trata de una instalación solar fotovoltaica, puede hacerse una idea aproximada del dimensionado óptimo con la herramienta “Calcule su instalación”,  disponible en la sección de Instalaciones de esta web. Para instaladores, ya familiarizados con el dimensionado de instalaciones solares fotovoltaicas, se han incluido una serie de fichas de dimensionado orientativas para las distintas tarifas y sistemas en la sección Caracterización y dimensionado de El Rincón del Instalador.

10 ¿Puedo realizar una instalación fotovoltaica para autoconsumo para cumplir con el Código Técnico de la Edificación?

Sí es posible. La sección HE5 del Código Técnico de la Edificación (CTE) establece, para determinados usos, la obligatoriedad de alcanzar una contribución fotovoltaica mínima en los edificios de nueva construcción o sus reformas. La potencia fotovoltaica a instalar dependerá del tipo de uso del edificio y de su superficie. Puesto que el CTE no especifica la modalidad de explotación de la instalación fotovoltaica instalada, tendrían cabida tanto las instalaciones conectadas a la red eléctrica que exporten el 100% de la energía (modalidad clásica), como las instalaciones conectadas a red interior para autoconsumo.

Desde el punto de vista administrativo debe resaltarse que:

  • En caso de autoconsumo, la modalidad podrá ser tanto de Tipo 1 como de Tipo 2, con o sin acumulación, siendo de aplicación las condiciones y requisitos establecidos en el RD 900/2015, de 9 de octubre, por el que se regulan las condiciones administrativas, técnicas y económicas de las modalidades de suministro de energía eléctrica con autoconsumo y de producción con autoconsumo.
  • En el caso de conexión a red de la instalación sin pasar por la red interior y por tanto sin autoconsumo, la generación con renovables o cogeneración ya no percibe primas, por lo que las ventas de electricidad al sistema serían a precio “pool”, muy inferior al que pagamos por la electricidad consumida (que es lo que se viene a ahorrar con el autoconsumo aparte de tener que pagar peajes y cargos). La posibilidad de una remuneración adicional para este tipo de instalación queda condicionada a las subastas que convoque el Ministerio de Industria, hasta ahora no accesibles para pequeñas instalaciones. Por lo tanto, incluso si el objeto perseguido es la venta a red convendría ejecutar la instalación como de autoconsumo tipo 2 y obtener, al menos parcialmente, una mejor contraprestación por la energía generada.
11¿Puedo instalar un dispositivo que evite el vertido a red de electricidad cuando no consuma lo que produzco? ¿Evitaría con estos sistemas el pago de cargos por generación al no usar nunca la red para la electricidad que genero?

Efectivamente, existen soluciones tecnológicas relativamente económicas que permiten el control de la energía generada de tal forma que si estamos produciendo electricidad en nuestra red interior ésta nunca pase a la red de distribución. No obstante, nuestra instalación eléctrica sigue estando conectada a la red de distribución y puede tomar electricidad de la misma, por lo que nuestra actual legislación considera que el usuario aprovecha la red para complementar su equipo de generación y le obliga al pago de cargos idénticos a si no tuviera este tipo de dispositivo.

Deben tenerse en cuenta varias cuestiones de índole económica a la hora de elegir instalar o no estos dispositivos:

  • Por un lado, la legislación vigente establece que la energía que nos factura la compañía eléctrica es por saldos horarios. Esto quiere decir que el contador considera en cada hora la energía que nos suministra la red y le resta la que nosotros vertemos durante esa hora a la red, cobrándonos la diferencia. Si tenemos un sistema antivertido, la energía que generamos en cada instante y que no coincide con un momento de consumo, no se vierte a la red y se pierde (si no hay acumulación), por lo que no es contabilizada por el contador y por tanto, a efectos de facturación, no se resta de la energía que durante esa hora nos haya podido entregar la red, con el consiguiente perjuicio económico.
  • Por otro lado, la norma exime a las instalaciones tipo 1 de hasta 10 kW que dispongan de dispositivo antivertido del pago por el estudio de acceso y conexión que la distribuidora eléctrica lleva a cabo cuando solicitamos punto de conexión. Estos estudios no suelen ser gravosos, pero suponen un coste añadido al presupuesto de la propia instalación.
  • Por último, en el caso de instalaciones conectadas en alta tensión (>1kV), el distribuidor puede exigirnos que se cumpla con el criterio de desconexión por máxima tensión homopolar. Esto significa que si queremos verter energía a la red tendremos que instalar dispositivos de control y desconexión por tensión homopolar que, por su coste, pueden ser más gravosos que un sistema antivertido que evite esta obligación, aun perdiendo las ventajas antes comentadas por la energía generada y no consumida a efectos de facturación en cada hora.

Teniendo en cuenta todos estos factores, y por supuesto la potencia y tipo de instalación que mejor se acopla a nuestra demanda, tendremos que hacer cuentas para ver qué opción es la más apropiada a nuestro caso. No obstante, de forma general, para instalaciones domésticas de pequeña potencia resulta más rentable no instalar sistemas antivertido.